Circuito Vía Verde Benicassim - Oropesa


Este circuito es una prueba de que las vías verdes son los lugares más cómodos y más espectaculares para salir a correr. Pude descubrir este pasado viernes este tramo de vía verde que apuntaba a ser una de las más bonitas en las que había corrido. El hecho de salir una tarde lluviosa me permitió disfrutar casi en soledad uno de los trayectos más concurridos de todo este tipo de caminos. Mientras corría entre las trincheras verticales cortadas con precisión en la roca, recordaba los cientos de veces que había pasado por esos mismos pasillos en los trenes que venían de cualquier ciudad de Cataluña en las que había vivido y trabajado. A diferencia de otras vías verdes por las que había corrido cuyos ferrocarriles habían dejado de funcionar antes de que yo naciese, en este caso ese espacio ahora conquistado para los peatones y ciclistas formó parte de mis cotidianos viajes ferroviarios de otra época. Quizá por eso hacia más paradas en mi relajado trote por este trayecto. Además de impresionante resultaba estimulante poder ver con otra perspectiva un espacio que antes había vivido de otra manera.
Aunque es un recorrido relativamente corto, unos cinco kilómetros y medio, se concentran paisajes, rincones, escenarios en los que se combina, la dura orografía cincelada con disciplina, la historia de torreones de vigilancia que de vuelcan hacía el mar con el suave discurrir de un camino que se recorre con la rapidez que siempre otorga la amenidad.
Aprovechando la ventaja que me daba el clima en ese momento enlacé el recorrido con el pequeño paseo de la playa de Oropesa subiendo hasta el torreón del Rey y el faro como punto culminante para un circuito tan bello como sublime.


Circuito Vía Verde Benicassim Oropesa

Ver Circuito Vía Verde Benicassim Oropesa en un mapa más grande