Gran Fondo de Paterna



Esta mañana corrí el Gran Fondo de Paterna. Hacía tiempo que no iba a una carrera organizada pues estaba concentrado en preparar la maratón. Como esto no ha sido posible con esta prueba he roto una especie de estancamiento. Me era difícil no saturarme en los entrenamientos una vez llegaba a los treinta kilómetros pues las condiciones para entrenar descalzo largas distancias son realmente complicadas. 
Esta carrera ha sido una bendición. Una distancia suficiente para disfrutar de una buena tirada, con animación y preparándome para la semana que viene para la Media Maratón de Valencia.

Hoy tuve una divertida sorpresa en el kilómetro diez pues había unos quinientos metros de auténtico pedregal donde he estado saltando como una cabra de un lado a otro para salvarlo. Se salvo sin novedad, de algo tenían que valer los entrenamientos por los caminos de Segorbe.

He disfrutado mucho y mi hijo se ha pegado un buen almuerzo con todos los regalos comestibles que me dieron. Me apunto esta carrera para los próximos años, por buena organización y por lo entretenido del recorrido.


Gran Fondo de Paterna 2013