Volta a Peu a La Font de la Figuera. El poder del disfrute.



Las vueltas populares llenan los veranos de fiestas para los corredores y aunque suelen ser carreras no muy largas tienen el encanto de desarrollarse en el casco urbano de las poblaciones que viven el evento como algo muy especial. En la Font de la Figuera esta prueba se celebra en la semana de sus fiestas patronales por lo que el evento se rodea de un alegre bullicio.
La carrera en su prueba para adultos (las de niños como siempre van de menos a más con la edad) es de ocho kilómetros ochocientos metros en un circuito de dos vueltas por la población. Como el recorrido va subiendo y bajando de forma continua como  una montaña rusa me venía bien porque es a lo que estoy acostumbrado en Segorbe. Así que me lo tome con gusto. El caso es que hay días y días y el que menos te lo espera es el que mejor te va. El asfalto de las calles estaba en muy buenas condiciones por lo que pude correr sin ningún tipo de contratiempos al ritmo que me dieron mis fuerzas. No me sentía muy fino pero quería intentar "volar" un poco. La cosa es que conseguí un buen promedio y mi posición fue bastante digna (49 de 365). Hacía mucho que no conseguía bajar en una distancia media de los cuatro minutos por kilómetro y quedarme en 3:49 en un circuito así me pareció un regalo. A veces no hay nada mejor que tomarse las cosas como un juego para que te salgan bien.
Quiero dar las gracias a la organización de la carrera por el exquisito trato y la magnífica organización.


Fotos de la Volta a Peu a La Font de La Figuera 2014